Alegra Risso - "Golazo de inclusión"

Su historia

Esta es la exhibición de un trayecto vital de una niña decidida a dejar marcas en el deporte, jugando al fútbol –un deporte que todos los argentinos sentimos propio y en el cual, el amor a la camiseta y a los botines, no entiende de géneros–. Alegra Risso nació hace 12 años en San Francisco, en el invierno de 2006, precisamente el 9 de agosto. Desde muy pequeña jugó a la pelota con sus pares varones en el campito del barrio. Cuando hacía "jueguitos" generaba admiración de los presentes que se quedaban boquiabiertos observando su destreza. Mantenía el balón en el aire, con la misma convicción con que mantiene su sueño de ser una reconocida futbolista.

Sus padres, Mariela Maitinez y Darío Risso, junto con su hermana y familiares, siempre la apoyaron en sus decisiones con tal de verla feliz. La contención de su grupo familiar y amigos fue esencial para que Alegra sorteara todas las adversidades que se cruzaron en su camino, principalmente en lo referido al prejuicio que sostiene que “el fútbol es un deporte de hombres”. A ese pensamiento obsoleto, Alegra le respondió con gambetas y goles. Para dimensionar el fenómeno del fútbol femenino competitivo, es preciso señalar que se practica en la Argentina desde 1991. Es organizado por la AFA, y desde el 2016 el certamen comenzó a denominarse CAMPEONATO DE FÚTBOL FEMENINO y se encuentra centralizado en Buenos Aires, La Plata y el Conurbano bonaerense, pero además existen distintas ligas regionales.

El 16 de marzo de 2019, la AFA anunció el inicio de la Liga de Fútbol Femenino. Y cuando el viento de la inclusión comenzó a soplar con vehemencia, no dejó prejuicio en pie.Alegra aprovechó ese envión para potenciar y consolidar sus capacidades. No necesito una brújula ni un GPS para saber cuál era su norte. Su nombre comenzó a sonar de boca en boca y las muestras de admiración fueron creciendo hasta lograr que un día, el Club 9 de Julio Olímpico de Freyre, le abriera las puertas para que comenzara a practicar su deporte favorito, a la par de los varones de su edad que formaban parte del equipo. Los simpatizantes manifestaban su alegría por verla jugar. Sus pases, manejo de pelota, cambio de ritmo, y su capacidad de anticiparse siempre unos segundos a las jugadas, empezaron a deleitar a quienes observaban los partidos que contaban con su presencia.

Desde entonces asistió y jugó en numerosos encuentros, hasta que un buen día, su disciplina y su habilidad, trascendieron las tribunas del 9 y la catapultaron al Club Unión de Santa Fe. ¡Sí, Alegra fue convocada para ser parte del equipo de fútbol femenino “tatengue”! Tiempo después, recibió numerosos reconocimientos (deportista destacada por Sport 6, premio Fair Play en diversos juegos, integrante del staff de la empresa mexicana Leed que promueve talentos para convertirlos en jugadores profesionales). Su coterráneo y reconocido futbolista profesional, Cesár “el carigol” Carignano, al referirse a Alegra manifestó: “A los sueños no sólo hay que soñarlos. A los sueños, además, hay que perseguirlos para poder vivirlos”. Más aún, cuando se sueña lo que la sociedad no entiende con naturalidad que pueda soñarse. Alegra ama el fútbol desde siempre. Los sueña pero también se anima a vivirlos con su familia acompañando. Y destaca “el punto no es que todas las mujeres jueguen al fútbol, sino que todas las que quieran hacerlo, tengan espacio para hacerlo”.

A pesar de su corta edad, Alegra comenzó a marcar su huella en el deporte, como sus tapones en el campo de juego. Pero el destino jugó un nuevo naipe, y quiso que Alegra fuera convocada por directivos de la entidad madre del fútbol nacional, para comenzar a entrenar con la categoría sub 15 y sub 17 del Seleccionado Nacional de fútbol femenino. Los entrenamientos se llevarán a cabo en el predio que la AFA tiene en Ezeiza. Pero aún falta contar un detalle importante: en el mismo momento en que Alegra convierta su sueño en realidad, un tal Lionel Messi estará entrenando allí con vistas a la Copa América del corriente año. Puede decirse que lo de Alegra es un gol de visitante que vale doble. Pero nada hubiera sido posible sin su constancia y su convicción. El futuro la espera con goles, multitudes gritando su nombre, cientos de nuevos amigos y muchos nuevos desafíos.

Ella sabe que lo importante es mantener los pies en la tierra y la cabeza serena ante los flashes que vendrán. Es consciente que sus cimientos son los valores que la llevaron hasta allí y no los abandonará. Lo suyo fue persistir, y correr en la dirección correcta. ¡Vaya que lo ha logrado! Hoy Alegra no sólo es un buen ejemplo de deportista sino también, de que la igualdad de oportunidades en el deporte y en otros campos de la vida, avanzan a paso firme. El rostro de Alegra ya flamea en las banderas del fútbol femenino, y nosotros –a través de estas humildes letras– le agradecemos por hacer sonar el nombre de Freyre tan lejos, y le deseamos un venturoso futuro –como deportista y como persona.

¡FELICITACIONES ALEGRA POR ENARBOLAR LA BANDERA DE LA IGUALDAD Y LA INTEGRACIÓN, CON LOS BOTINES PUESTOS! TU NOMBRE ENORGULLECE AL MUSEO VIRTUAL DEL DEPORTE DE FREYRE.

Escuchá a nuestros homenajeados

¡Seguinos en Facebook!