Marcos Peano - ¡Un diamante deportivo!

Su historia

Marcos comenzó a jugar al fútbol a los cuatro años en la escuelita de fútbol del Club 9 de Julio Olímpico. Ya a esa edad, mostraba interés por estar en el arco. Sus primeros profesores fueron Diego Zacher , Hernán Baudo, Maciel Vottero y Gastón Fraire . Además, tuvieron entrenadores de arqueros como Darío Capello, Paco Rivarola y Cesar Córdoba.

Las primeras prácticas eran en la cancha del ferrocarril y luego en el Club. Él y su hermano Sebastián, acompañaban a su papá, también arquero, a los partidos de fútbol de barrio. Lo veían en el arco y eso afirmaba su fanatismo por permanecer en esa posición. Fueron pasando los años y cada vez aumentaba más su pasión por el fútbol y el arco. Iban a distintos torneos, tenía un hermoso grupo de compañeros, profesores y padres con los que compartían muchos torneos de fútbol y de liga. Sus primeros pasos en el Club fueron muy importantes. El incentivo, el apoyo, la motivación, la enseñanza y la guía de sus profesores – sumado al afecto de sus compañeros de Fútbol– fueron fundamentales.

Marcos siempre fue un niño muy maduro, con mucha personalidad y jamás dudó en dejar salidas, asados, boliches, cumpleaños y reuniones familiares, por el futbol. Siempre fue muy responsable con sus entrenamientos y partidos. De pequeño tenía muy claro lo que quería hacer. Cuando se enteraba que había alguna prueba de algún club de primera, él siempre quería participar. Por esta razón, a los 12 años, participó de una prueba que hizo el Club Unión de Santa Fe, en Porteña. Sus padres lo llevaron, jugaron unos partidos y cuando terminó el encuentro deportivo, quienes llevaron a cabo esta prueba, les hablaron a los padres de Marcos y les dijeron que había sido seleccionado junto a Santiago Longo y que querían verlos en posteriores pruebas. Y cuando había alguna prueba los llamaban.

Una noche sonó el teléfono en la casa de los papás de Marcos; el que llamaba era el presidente del Fútbol Amateur del Club Atlético Unión. Les comentó a Natalia y Hernán (padres de Marcos) sobre el interés del Club para que Marcos forme parte de su plantel. Y les propuso que su hijo fuera a vivir a la pensión del Club, junto con otros 40 chicos de entre 13 y 17 años. La familia se reunió, conversó sobre el tema para ver qué opinaba Marcos, es decir, si estaba seguro de lo que quería hacer (ya que tendría que estar lejos de su casa, de sus padres, hermanos, abuelos, familiares, y de sus amigos). Además, le aclararon que no tendría las comodidades que tiene en su casa. El pequeño arquero miró a sus padres, con la seguridad con la que el arquero José Luis Chilavert jugaba cada partido, y dijo: "¡SÍ, YO QUIERO IR!"

Los padres, convencidos de que debían respetar su decisión y acompañarlo en este nuevo sendero, hablaron con sus profes del Club para ver conocer su opinión. Los profes sugirieron que lo dejaran transitar su sueño y lo respalden. No fue fácil tomar la decisión, pero su seguridad y convicción simplificaron sobremanera la cuestión.

En enero de 2012, con apenas 13 años, Marcos viajó a Santa Fe y realizó su primera pre-temporada en UNIÓN, junto a Santiago Longo y su primer entrenador: el querido freyrense Pablo Secretad. Ambos fueron muy importantes para él, ya que era el primer año lejos de su casa.

Se fue haciendo nuevos amigos, conoció y trabajó con nuevos profesores, muy buenas personas, con quienes los padres tenían contacto por cualquier eventualidad que pudiera suscitarse. Con ellos, el arquero oriundo de Freyre, continuó su crecimiento como jugador y como persona. Marcos decía que la pensión era su segunda familia, ya que sus compañeros, los cocineros, coordinadores, formaban parte de ella. Sus padres iban casi todos los fines de semana a verlo, trataban de acompañarlo siempre. Lo veían muy bien, feliz, y cada vez más seguro y más convencido de lo que estaba haciendo.

Comenzó a entrenar en Santa Fe, el primer año entrenaba a la tarde, ya que por la mañana asistía a la escuela. El segundo año comenzó a entrenar mañana y tarde, e iba a la escuela por la noche. Cada vez eran más las exigencias futbolísticas y cada vez estaba más convencido y seguro de lo que quería. Sus entrenadores, sobre todo los de arqueros, hablaban de sus condiciones, tenacidad, responsabilidad, seriedad y actitud a la hora de entrenar. Tuvo la suerte de seguir encontrando muy buenos profesores, talentosos y excelentes personas, que lo fueron y van fortaleciendo como jugador y ser humano.

Después de julio del 2014, cuando aún tenía 15 años, el Director Técnico de la Primera de Unión, lo llamó para que comience a entrenar con el Plantel de Primera División. Y en enero de 2015, con 16 años, fue convocado por el DT Leonardo Madelón, para realizar la pretemporada con el Plantel de Primera División de Unión, en la ciudad de Mar del Plata. Y formó parte del Plantel de Primera del Club.

El 18 de julio de 2015, fue seleccionado para integrar el plantel de la Selección Argentina Sub 17, que dirigía Miguel Angel Lemme, para participar del Mundial de Chile. Viajaban varias veces al Predio de Ezeiza para entrenar y disputar partidos amistosos. El domingo 18 de octubre debutó como arquero titular de la Selección Argentina Sub 17, ante México en Chile.

En junio de este año (2016) con 17 años, fue preseleccionado para formar parte del plantel de la Selección Argentina Sub 20; y el 14 de julio lo convocaron para formar parte del plantel que viajó el 22 de julio a España, para participar en el Torneo de Alcudia (una ciudad española situada en la parte septentrional de Mallorca, en las Islas Baleares, a orillas del mar Mediterráneo) y disputar la copa COTIF y un amistoso en Murcia.

En el desarrollo y crecimiento de un niño deportista es muy importante la familia, como también lo son sus profesores y compañeros a los que Marcos y su familia agradecen ilimitadamente.

¡Felicitaciones a Marcos y a sus padres! Sin dudas, el presente y el futuro de este gran arquero, es fruto de mucha responsabilidad y mucha contención familiar. Marcos es un diamante deportivo formado en Freyre que hoy derrocha talento por el mundo.

Nuevamente felicitaciones. Y a seguir por este sendero... ¡lo mejor está por venir!!

Escuchá a nuestros homenajeados

¡Seguinos en Facebook!